add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India

EESA salpica a Ildefonso Guajardo y a Herminio Blanco

  • Exportadora de Sal, corrupción ancestral
  • Similitudes con la compra de Hidrogenado
  • 1,500 millones de pesos; nido de tranzas
  • EESA, en quiebra la compró López Obrador
  • ¿Está informado el Presidente del fondo?
  • ¿La misma suerte del aeropuerto de Toluca’

«La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa».

Erasmo de Rotterdam (1469-1536) Humanista neerlandés.

Escribe:  Víctor Sánchez Baños

Recibí de parte de Jorge López Portillo, exdirector de Importadora de Sal, una réplica sobre lo que escribimos el pasado 29 de febrero, sobre la adquisición del gobierno mexicano del 49% de las acciones de esa compañía. Basado en documentación legal pública y que podré poner a su disposición en los que aclaran algunas aseveraciones incorrectas.

En la información que me envió resumo que el exsecretario de Economía con Peña Nieto, exdirector de la empresa en el gobierno de Ernesto Zedillo y actual asesor de Xóchitl Gálvez en Economía, Ildefonso Guajardo y funcionarios de Mitsubishi, destruyeron a la compañía y no vale el porcentaje 49% de acciones comprado por el gobierno de López Obrador, mil quinientos millones de pesos.

Pero leamos lo que nos dice López Portillo, en un resumen ya que nos envió 4 cuartillas, pero va la mayoría de los datos:

“1.-Que los contratos de sal que firmé no eran a 30 años como usted asevera. 

2.- Las ventas aludidas sí estaban en conocimiento y autorizadas por el Consejo de Administración; en especial mis firmas no fueron ilegales y que la empresa le convenia económicamente seguirlos y no rechazarlos. 

3.- La barcaza de 27 millones de dólares no fue comprada por mi (Jorge López Portillo) sino por directivos designados por el Srio. (Ildefonso) Guajardo y Mitsubishi antes de su llegada y que en tribunal internacional de UK se condenó a ESSA a pagar más de 10 millones de dólares por incumplir el contrato que según se concluyó era legal y conveniente no solo para el proveedor sino para la propia ESSA quien pidió al Congreso de la Unión en el PEF 2014 presupuestar la misma. Es decir que si esa pagaba el contrato tenía una barcaza moderna que bajaba el consto de producción en un 20%, pero por tranzas internas perdió el dinero y se quedó sin barcaza. Ah y pagó a cuates abogados por asignación directa más de $100 millones de pesos. 

4.-Que la razón por la que la sal de ESSA es cara es porque su equipo es obsoleto y los proyectos para modernizarla fueron frenados por locales evidentemente coludidos con Mitsubishi y con Guajardo desde los 90’s al grado que en el gobierno de Zedillo se designó al director que se mantuvo por dos sexenios y a su salida entró su propio yerno quien salió a mi llegada en el 2013. 

5.-Que yo fui (López Portillo) en primera persona quien denunció las anomalías y que fue por escuchar al entonces líder sindical Álvaro Miranda quien notó la cínica doble contabilidad en favor Mitsubishi desde el 2006 al 2012, que inicié una investigación profunda la que a su vez expuso múltiples anomalías y corruptelas muchas que se siguieron hasta años recientes. 

6.-Que la empresa ha estado de manera artificial en números rojos en repetidas ocasiones durante muchos años, todo para mantenerla al borde de la quiebra y justificar así su venta a favor de los ahora ex socios quienes estaban apadrinados y representados en México por altos exfuncionarios y funcionarios desde 1996 hasta el 2018. 

7.- Que la intención de que la sociedad se deshiciera fue de Mitsubishi y de Guajardo, como él mismo me lo admitió en el 2013, pero su idea era que fuera totalmente privada y no totalmente pública. De lo anterior también da cuenta el propio medio de Reino Unido “The Economist” que en septiembre del 2015 publicó una larga entrevista y artículo en el que por las declaraciones del entonces sub secretario Mario Cantú, se concluía que ESSA sería vendida a Mitsubishi “barata” como la Sal. 

8.-Que en documentos oficiales entre el ex secretario Guerra (José Manuel Guerra Abud) de SEMARNAT y Guajardo de ECONOMÍA se aseguraba que la empresa podría cerrar si no se resolvía el problema de la salmuera residual, pretexto que serviría para su privatización. 9.- Que en los audios del Consejo de Administración de ESSA de diciembre del 2014 y primavera del 2015 es evidente que los contratos para vender sal y salmuera residual –“basura de sal”- a clientes ajenos a Mitsubishi fueron desconocidos por acuerdos retroactivos nocivos en contra de ESSA, realizados entre Economía y Mitsubishi a cambio de también desconocer la modernización de la flota lo que por consecuencia causó el escándalo al que usted alude. Es decir, cambiaron el texto de los acuerdos ya ejecutados para crear un caos en espera de poder acelerar y justificar su venta a precio de remate.

10.-Que la relación Economía-Mitsubishi era muy ventajosa para el socio extranjero (japonés) y que el gobierno la compró exponiendo el blof de Mitsubishi quien decía que la misma no valía nada y que ellos podrían prescindir de la sociedad comprando o vendiendo por lo que se las pagaron con el 49% de lo que había en bancos. Es decir que ni las reservas de sal ni de otros activos se tomaron en cuenta. 

11.-Finalmente. Es evidente que Mitsubishi tiene cola que le pisen como en otros casos de corrupción internacional o de falta a la verdad, como el de los autos o los bancos y por eso aceptó un trato ridículo que de ser bien manejado podría ser un gran negocio para México. Ahora veremos si se maneja bien y se moderniza”.

López Portillo, además de Guajardo, involucra a Herminio Blanco, otro exsecretario de Comercio de Zedillo, en este empobrecimiento de EESA.

Este caso es muy similar, aunque de menor cuantía, que la compra de Hidrogenados que hizo el gobierno de Peña Nieto a Alonso Ancira y, por el cual, está sujeto a juicio el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

EESA, es un cochinero transexenal. Nada cambia en los negocios de los gobernantes. No importa el color o partido; todos son igualitos. En próximos días les platicaré la situación del Aeropuerto de Toluca, que el presidente López Obrador, quiere comprar el 49% de las acciones, para hacerlo totalmente gubernamental. El proyecto de Peña Nieto.

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

Please follow and like us:

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.