add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India

Yo Campesino / ¿De qué se quejan?

0

Gastan a discreción ilegalmente, recaudan dinero negro, ofenden y se victimizan


Escribe: Miguel A. Rocha Valencia


Pobrecitos morenos luego de que ofenden a discreción, recaudan y gastan dinero ilegal, difaman, persiguen a sus competidores y críticos y al final, terminan diciéndose víctimas y pretenden demandar a la oposición por “guerra sucia”.
Así son, es el mismo recurso del ganso que acusa a magistrados, jueves, ministros, empresarios, periodistas, clase medieros, víctimas del crimen y población en general de ser socios del crimen, pertenecer a la mafia y querer conservar o recuperar privilegios y luego se victimiza diciendo, como lo hace desde hace muchos años que un compló en su contra, para dañarlo y dar al traste a su Frankenstein llamado cuarta transformación.
Y lo peor es que hasta alquila voceros para que le sigan la corriente y sólo hagan el ridículo en los medios de comunicación, a esos mismos que desde Palacio Nacional estigmatiza.
Lo mismo sucede con los países, bravucón y valentón se lanza contra los vecinos del norte, pero festeja la llegada de remesas y luego se engorila porque nos imponen visas.
Es decir, ya es una estrategia vil hacerse las víctimas y así ocurrirá durante la campaña donde todas las denuncias de corrupción que vayan contra sus hijos y demás parentela y amigos, la van a negar, se quedarán mudos o dirán que es un complot contra un mal gobierno que desperdicia recursos que mete dinero, no dos o tres o 100 sino miles de millones de pesos malgastados o tirados a la basura como bien apunta Xóchitl Gálvez Ruiz, la candidata opositora.
Señaladamente el resumidero fiscal y deuda en que convirtieron a Pemex donde todos los morenos cercanos al machuchón hicieron negocios suficientes para mantener a varias de sus generaciones, especialmente los nuevos Juniors presidenciales y a cambio hicieron de la paraestatal la más improductiva con pérdidas que superan la imaginación en pesos y se acumulan a la deuda por más de 100 mil millones más lo que costó la refinería que no refina en Paraíso, Tabasco.
No son 300 mil millones como dice Gálvez Ruiz, son más de 600 mil millones y los que no entraron por la desconfianza de invertir en México derivada de las políticas erráticas o proteccionistas patrioteras del ganso. Claro, aún falta liquidar y saber quién se gastó los cuatro mil 200 millones de dólares que se reunieron de la fibra E que reunió créditos privados para el NAIM y se pagan a razón de 200 millones anuales con el TUA del AICM.
Porque el saqueo resulta brutal, Segalmex sería uno de los ejemplos de probada corrupción con sus 20 mil millones de pesos y el principal culpable, Ovalle Fernández protegido con un cargo en Gobernación.
Eso es corrupción a lo grande como la que ya se probó de los hermanos y vástagos del tlatoani o la de Rocío Nahle y sus compadres en Dos Bocas.
La lista es larga, pero como dice el profeta de la 4T, son puros infundios para desprestigiarlo como los bots de #narcopresidente o #narcocandidata en los cuales se dice, gastan millones los opositores aun cuando se sabe que la reproducción de los mismos son personas de carne y hueso. Habrá qué demandarlos a estos sí y no a quienes se van sobre la presidenta de la Suprema Corte de Justicia para quien hasta muerte exigen. Lo que pasa es que estas campañas no las toma “el pueblo”, no se van con la finta.
Para acusar hay que probar y Morena y su caudillo no lo hacen, arman casos con calzador aprovechando a sus fiscalías estatales y federal, corretean, acallan o encierran a rivales o para cobrar revanchas. Ahí si no chillan.
Claro no se justifican ataques a las personas, pero quien inició todo fue el que sembró rencores en la sociedad, el propio ganso que hoy se dice ofendido, perseguido injustamente acusado de tener recibir recursos del crimen organizado tratando de borrar una investigación que sí existió y otras que seguramente hay en curso. De eso no hay duda.
Y lo saben, pero se quejan, ese seguramente será uno de los puntales de la estrategia de campaña, victimizarse. Ni modo, habrá que ver si algún día se sabe de dónde salió todo el dinero para la pre pre campaña de la corcholata que cubrió con espectaculares vastas zonas del país, entre otras cosas inexplicables.
Habría que saber también ya que hay denuncia contra la oposición, de dónde sale el dinero para mantener durante años las granjas “oficiales de bots” para golpear a los “enemigos del régimen”.
Como decimos en el barrio, quien se ríe se lleva.

Please follow and like us:

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.