add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India

Yo Campesino / Sabía demasiado

0

Más allá de las dudas, Carlos Urzúa era muy peligroso para el ganso


Escribe: Miguel A. Rocha Valencia


Independientemente de las dudas en torno a la muerte repentina de Carlos Manuel Urzúa Macías y de si se le debió o no practicar autopsia, lo cierto es que sabía demasiado de los tejes y manejes directos del ganso con el dinero de nuestros impuestos y otras cosillas como las “aportaciones” conocidas y secretas que al final de cuentas a pesar de ser ilegales, son reconocidas por el líder de la 4T.
En cada uno de sus artículos en El Universal, el ex secretario de Hacienda del tlatoani durante los primeros 16 meses de gobierno, dio cuenta de los trafiques y malhechuras, traiciones y atracos ocurridos durante y después de su gestión al frente de las finanzas del país, donde la mejor cómplice del presidente fue Raquel Buenrostro por aquello del apretón a contribuyentes y morosos.
Urzúa Macías dejó el gobierno federal atenazado por el círculo de impresentables, incompetentes y rateros que le rodeaban gracias a la fidelidad a ciegas que le profesan al profeta cuatrotero.
Él, prefirió renunciar que ser cómplices de la hecatombe financiero-económica que ya se cernía sobre el país y se fue del cuatroteísmo el 9 de julio de 2019 a raíz de que le destruyó su proyecto y presupuesto para el año siguiente en que “anillo al dedo”, el ganso hizo y deshizo el gasto a su gusto.
Urzúa Macías se opuso a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México no sólo por el avance de la obra, sino por lo que representaba para el país en inversiones y ubicación en la industria aeronáutica y el turismo internacional a nivel de toda América.
NO fue lo que yo esperaba, lo que habíamos platicado diría en ese entonces Urzúa Macías quien a partir de entonces se dedicó a seguir paso a paso la acción destructiva de su ex jefe.
No sólo dio a conocer errores garrafales en política financiera sino también económica que el mismo Bank of America señaló como la culpable de que los inversionistas se retiraran con más de 36 mil millones de dólares y que no ingresaran otros 40 mil millones de dólares que ya estaban programados. Los dueños del dinero internacional tuvieron miedo de colocar sus capitales en nuestro país.
Lo más reciente lo de los 600 mil beneficiarios fantasmas en el padrón de ancianos que perciben pensión. Se trata de uno de los fraudes más escandalosos del sexenio y que no fue desmentido por el machuchón de Palacio Nacional.
Bueno ni siquiera hay quien desmienta a la perredista Gabriela Sodi, presidenta de la Comisión de Grupos Vulnerables de la cámara de Diputados quien afirma que el robo es superior a los 30 mil millones de pesos mensuales, ya que según sus datos el programa de apoyo a los adultos mayores considera recursos para 12.5 millones de personas, tiene un hoyo de millón y medio de beneficiarios que ¡No existen!
La falta de atención a la crisis del agua fue su último artículo, pero antes habló sobre los 20 distractores del mesías tropical para desviar la atención de los graves problemas de seguridad, salud, educación y economía.
Escribió sobre las mentiras del profeta, desnudó sus negras intenciones respecto a los organismos autónomos, de su odio irracional contra el INE, de sus ocurrencias educativas, del lamentable desempeño económico y más. Se volvió una piedra en el zapato de la chachalaca tabasqueña más cuando recientemente se incorporó al equipo de trabajo de la opositora Xóchitl Gálvez, en mancuerna con otros importantes economistas como Idelfonso Guajardo y José Ángel Gurría, personalidades y talento del que carecen los morenos.
Murió el doctor Carlos Urzúa en un momento crucial y, sin embargo, deja huella pues nadie mejor que él para desnudar al traidor, incapaz y solapador que hoy se dice presidente de una facción de los mexicanos.

Please follow and like us:

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.